0

SOCIAL MEDIA DETOX

o_1a48373001jk01gqu9d0pndm4u7_new

Quiero empezar con una pregunta ¿Cuántas redes sociales tienes?… Yo, instaladas en mi teléfono tengo  10 aplicaciones de diferentes redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, YouTube, We Heart it, Pinterest, Bloglovin' entre otras. Tengo 2 cuentas de instagram, 2 cuentas de twitter, 2 de facebook (una personal y la otra del blog). Manejo 5 páginas de facebook (entre negocios familiares, blog e iglesia). Cada red social tiene sus demandas, hay que generar un contenido especial (para las cuentas oficiales) sin dejar de lado esta plataforma que tanto me encanta: mi blog.

Quice empezar contandoles esto porque estas semanas anteriores tuve un pequeño colapso. Sentía que estaba HARTA de las redes sociales, no me llamaba la atención ninguna, ni tomar ninguna fotos, ni crear contenido; De hecho me sentía bloqueada por completo. Dejaba mi teléfono olvidado en algún rincon durante la mayor parte del día. Para incrementar la situación, mi computadora (donde esta TODA MI VIDA) se arruinó!!!!!!!! sentía que era una especie de señal que me decia "Debes darte un un descanso". Así que sin necesitar de más, me aislé del mundo de las redes sociales por un par de días. Días en los que no publiqué NADA en NINGUNA parte. Debo confesar, !me sentí tan bien!

Durante esos días libres de redes sociales me di cuenta que necesitaba descanso, es decir, verdadero descanso; no en el que te acuestas por la noche y empiezas a ver todas las historias de Snapchat, ni en el que comienzas a revisar todas tus notificaciones mientras "descansas" después del trabajo. No, yo me refiero a verdadero descanso, aquel en el que te duermes sin siquiera saber donde quedó tu celular. 

Me di cuenta que en los últimos años nos enamoramos tanrto de estas virtuosas plataformas que nos ayudan tanto que nos olvidamos que "TODO EN EXCESO ES MALO". Se que nuestros negocios las necesitan, que nos distraen, nos hacen reír y vaya que les sacamos provecho. Pero por varios días me rehusé a tomarle foto a lo que estaba comiendo, de mostrar mi maquillaje del día o de contestar emails no urgentes y ¿saben que? me desintoxiqué.

No significa que ya no seguiré adelante con mis proyectos que involucran redes sociales ni mucho menos, pero si me dí el lujo de pasar unos días lo más "desconectada" posible. Esto me dio perspectiva, nuevas ideas y me liberó del estrés que me causaba.

Ahora hablo a todos los que tienen un blog, una página de facebook, a los instagramers y cualquier persona que tenga un rol a través de una red social: Esta bien no publicar por un tiempo, es normal que te de pereza generar contenido, son válidos los bloqueos mentales, al fin y al cabo debes recordar el motivo principal por lo que empezaste tu proyecto, y si como yo, lo hiciste por hobby y diversión, toma un respiro. Date unas vacaciones de redes sociales y probablemente regresarás con más y mejores ideas.

Aprendamos que nuestra verdadera vida no es la que se puede ver en un perfil, no es la que describimos en una bio; nuestra vida va mucho más allá y muchas veces nos la estamos perdiendo nosotros por tomar una foto y enseñarsela a otros.

Te pregunto de nuevo ¿Cuántas redes sociales tienes?… ¿necesitas un descanso?

 

firma erika

Erika

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *