4

LA CREACIÓN MÁS BONITA

Les cuento, yo fui una niña que pasó muchos problemas de autoestima. Pase de que me valía como me veía, y mi vida era solo hacer deportes y jugar, a pasar a la etapa de deprimirme por no tener un cuerpo perfecto o no ser la niña más bonita que todos los niños querían.

Llegue a verme al espejo y odiar lo que veía, a preguntarle a Dios porque me había hecho así, a hacer cosas tontas como no comer los tres tiempos porque pensaba que comer engordaba y lo que no sabía es que me estaba haciendo mal a mi cuerpo y causándome enfermedades.

No me gustaba ni ponerme trajes de baños, dejaba que ‘’mis amigas’’ me hicieran sentir gorda, y créanme que pase mucho tiempo que me molestaba cada parte de mí y si se ponen a pensar como me sentí por tanto tiempo, la que está leyendo esto y  lo ha vivido, sabrán que es horrible, porque uno llega a pensar muchas cosas negativas, a sentirse inconforme con todo y lo peor que dejas que esas cosas te afecten a tal grado que otras áreas de tu vida comienzan a decaer también.

Tiempo después me di cuenta que tenía muchas cualidades y cosas que otras personas podían verlas en mí y tristemente yo no; alguien muy cercano me dijo una vez que yo necesita creer lo que yo era y como Dios me había hecho, que él había tenido el tiempo de diseñarme a su imagen y semejanza y que él había puesto su gracia, dones y talentos que hacían que yo valiera mucho.

Les confieso que esa vez me di cuenta de todo el tiempo que yo había perdido viéndome al espejo y odiando lo que veía, o las veces que le preguntaba a Dios que porque me había hecho así. Al final comprendí, que no a todas las personas les voy a resultar bonita, pero si me di cuenta que verte bien no solo es algo físico, sino una actitud, y es algo que vas creando cuando te das cuenta que sos más que una cara bonita o un cuerpo perfecto.

No sé si has pasado o estás pasando por algo similar, pero déjame decirte que unas libras de mas no definen lo que sos, que el que no tengas la estatura perfecta no te quita las capacidades que Dios te dio, que el que no seas rubia, ojos azules o la perfecta brunette y ese tipo de chicas ‘’Tumblr’’ o ‘’We heart it’’ no te quita tu gran valor y todo lo que Dios tiene para tu vida.

Al final aprendí, que primero te tenes que amar vos misma, amar lo que sos, como sos, el color de piel que tenes, cuando andas en pijamas y desmaquillada pero también cuando andes en un mega vestido y súper arreglada, y que no importa si no tenes el abdomen marcado y estas súper tonificada o  cualquier aspecto físico que no te guste, porque…

CRÉEME, VALES MUCHÍSIMO MÁS QUE UN ESTEREOTIPO QUE EL MUNDO HA IMPUESTO, VOS VALES LA SANGRE DE JESÚS Y CUANDO TE DES CUENTA DE ESO Y TE AMES COMO SOS, VAS A COMENZAR A REFLEJAR ALGO DIFERENTE QUE LAS PERSONAS PODRÁN NOTARLO Y COMENZARAN AMARTE POR LO QUE SOS Y NO POR COMO SOS. VOS MISMA VAS AMAR LO QUE VERAS FRENTE AL ESPEJO Y SI QUERES MAQUILLARTE, ARREGLARTE, IR AL GYM Y TENER EL CUERPO SOÑADO, QUE SEA PORQUE VOS LO QUERES, NO POR LA INFLUENCIAS DE NADIE NI DE NADA.

DIOS TE HIZO ÚNICA, NO HIZO A NADIE IGUAL QUE VOS, ASÍ QUE NO BUSQUES SER COMO OTRAS SOLO PORQUE ASÍ DICEN QUE TENES QUE SER.

¡Valórate, amate y acéptate… Y nunca olvides que sos la creación más bonita!

11998098_10204241880036397_510173615_n

''El corazón alegre, hermosea el rostro'' – Proverbios 15:13

Mónica

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *